¿Qué significa Pivotar una startup?

Una realidad cambiante e inestable puede afectar a una startup y llegar a convertirse en un obstáculo. Sin embargo, ese escenario puede ser la mejor oportunidad para quien sepa cómo sacarle partido. Es decir, una startup debe saber pivotar ante las diferentes circunstancias de mercado. A lo mejor es un concepto todavía desconocido para algunos, pero se trata de una de las ideas clave para conseguir un modelo de negocio exitoso.

¿En qué consiste pivotar?

Pivotar significa cambiar, tomar decisiones rápido para adaptarte al mercado. Hay tres factores claves a tener en cuenta para cualquier proyecto: velocidad de adaptación, rapidez para captar las tendencias y agilidad para actuar. El crecimiento de una startup no depende solo del desarrollo de su modelo de negocio, sino de la agilidad y rapidez para adaptarse a las necesidades del mercado.

Una de las principales características de las startups es su flexibilidad, un beneficio que favorece la toma de nuevas decisiones para alcanzar el éxito.

¿Cuándo pivotar una startup?

Para pivotar una empresa hay que tener en cuenta siempre un factor principal: cuándo. Hay que escoger el momento indicado para conseguir grandes resultados, es decir, lograr un crecimiento sostenible y eficiente. El liderazgo también es esencial en este proceso, saber guiar al equipo y trabajar bajo un apoyo conjunto de toda la organización si se quiere conseguir un objetivo común. Pivotar requiere humildad, no significa que el fundador se haya equivocado de modelo de negocio, sino que en el momento en que puso en marcha el proyecto pensaba que podía triunfar, pero el mercado ha demandado otra necesidad.

Además del cuándo y el liderazgo, también se debe definir correctamente el público objetivo. Cada paso de la estrategia variará según cuáles sean los clientes. Las propuestas planteadas al público deben ser atractivas. Y, como apunte, cuanto más amplio sea el mercado, más margen de flexibilidad habrá.

Y, por supuesto, la decisión de pivotar no se debe basar en suposiciones, aquí hay que dejar de ladorumores o creencias. La decisión final debe estar basada en datos y métricas específicas, que ayudarán a tomar decisiones contrastadas y adecuadas para el éxito.

Pivotar una startup: El ejemplo de Instagram

Un claro ejemplo de éxito gracias a esta metodología de pivotar es la red social Instagram. En sus comienzos, esta plataforma de entretenimiento se centraba en un servicio de localización donde se compartía la ubicación añadiendo una foto del lugar. Pero, una vez se fue desarrollando su mercado, Instagram apostó por enfocar su propuesta a una red social más específica para compartir fotos. Ese cambio de dirección en ese momento preciso logró llevarla al éxito: más de 500 millones de usuarios mensuales y 300 millones diarios lo avalan.    

¿A qué estás esperando para analizar si lo que necesita tu negocio es pivotar cuanto antes?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *