Ideas de negocio para emprender y crear tu startup

¿Quién no ha soñado alguna vez con emprender, tomar las riendas de su carrera profesional de principio a fin y, por qué no, dar forma a un proyecto empresarial que se convierta en un éxito? Global Entrepreneurship Monitor (GEM), un índice que mide la actividad emprendedora, estima que en el mundo se crean 137.000 startups al día. Y todas quieren hacerse un hueco en el mercado.

“Nunca creímos que Air Bed and Breakfast fuese una gran idea”, reconocía el cofundador de Airbnb, Brian Chesky, en una entrevista publicada por Vanity Fair, donde también aseguraba que había aprendido que “las grandes ideas suenan estúpidas al principio”. Sin duda, encontrar esa gran idea revolucionaria y germen de una startup innovadora es un todo un reto.

Ideas de negocio para startups y ejemplos

En ocasiones, simplemente basta con echar un vistazo a nuestro entorno e identificar un problema que es preciso solucionar. El propio Chesky concibió Airbnb tras tener problemas para encontrar un hotel cuando asistía a un congreso. Uri Levine odiaba el tráfico y decidió lanzar Waze, una app de navegación por GPS que ayuda a los conductores a circular y evitar atascos, y que vendió a Google por 1.000 millones de dólares.

En otros casos, solo tenemos que buscar un nicho de mercado con potencial de crecimiento. Y aquí, sin duda, la tecnología actúa como acelerador clave de cualquier negocio. Entre los sectores que en los últimos años han experimentado un desarrollo relevante y cuentan con mayor proyección encontramos:

Ciberseguridad

La seguridad tecnológica es de capital importancia hoy en día para cualquier empresa, pero también para los ciudadanos. Ciberataques, estafas online, protección de datos… La demanda de productos y servicios en este campo en enorme. La consultora Canalys prevé que el gasto en ciberseguridad aumente un 10% en 2021; y un estudio de Cruchbase estima que el mercado global de startups relacionadas con la privacidad y la seguridad online levantó, durante el año 2020, financiación por valor de 11.000 millones de dólares.

Dentro de esta vertical, una propuesta muy atractiva es la de la startup española Gataca, finalista de la edición 2020 de South Summit, que se ha propuesto devolver al usuario el control sobre sus propios datos con soluciones de identidad digital que resuelven la falta de privacidad y seguridad de los sistemas de autenticación.

Healthtech

Este sector ha experimentado un gran despegue, especialmente como consecuencia de la pandemia, e integra áreas específicas como MedTech o BioTech. La propuesta de las compañías que operan en este campo supone un cambio de paradigma en la prevención, diagnóstico, tratamiento o gestión de la salud, proporcionando soluciones de todo tipo dentro del entorno sanitario. Sus aplicaciones prácticas son múltiples: desde consultas médicas online a pulseras inteligentes con sensores, detección de patologías, apps de autodiagnóstico y un largo etcétera.

ClexBio, compañía de origen noruego, también fue elegida finalista en la pasada edición del South Summit, por su aportación dentro sector BioTech en el desarrollo de soluciones para el trasplante de tejidos.

Foodtech

Se trata de un mercado emergente enfocado en la capacidad de la tecnología para transformar de manera eficiente y sostenible el sector alimentario. De este modo, las startups de esta vertical están adoptando soluciones basadas en el Internet de las Cosas (IoT), la Inteligencia Artificial (IA) o el Big Data, entre otros, provocando una auténtica metamorfosis de la industria agroalimentaria en todas sus etapas, desde la elaboración del alimento, hasta su distribución y consumo. Y, además, teniendo en cuenta retos como el cambio climático, el crecimiento demográfico o el desperdicio alimentario. Su potencial se refleja en los datos que proporciona el informe el “Global Food Tech Market Analysis & Forecast 2016-2022”, donde se estima que el propio mercado FoodTech crezca más de 250.000 millones de dólares el próximo año.

En este segmento encontramos propuestas tan particulares como la de la empresa Novameat, impulsada por el emprendedor italiano Giuseppe Scionti, que plantea la impresión de filetes veganos en 3D, con el fin de crear una alternativa más eficiente y sostenible, tanto para supermercados como restaurantes.

Cleantech

La transformación hacia un modelo energético más comprometido con el entorno, y más eficiente, con soluciones sostenibles para diversas industrias, como la gestión de residuos o el transporte, ha propiciado que las cleantech crezcan como la espuma. Este sector engloba todas aquellas tecnologías capaces de reducir y optimizar el uso de recursos naturales, a la vez que minimizan los efectos negativos que la actividad económica y humana tienen sobre los ecosistemas.

Este es el caso de Biomival, una startup española que también pasó la competición de South Summit y está dedicada al diseño industrial ecológico. Ha desarrollado, entre otros, una turbina para la producción de energía eléctrica inspirada en la forma del pico de los flamencos.

EdTech

La llegada de la era digital ha transformado enormemente la manera de enseñar y de aprender. Y, justo aquí, es donde entra en juego la tecnología educativa, acuñada bajo el término EdTech, capaz de reinventar la educación, ya sea por medio de soluciones de realidad virtual, robots asistentes o incluso, cursos MOOC (cursos a distancia y en línea, sin límite de participantes y aptos para cualquier persona). Si este sector era prioritario antes del Covid-19, se ha hecho imprescindible tras la pandemia.

Una iniciativa es esta línea es la startup inglesa Bodyswaps, con un modelo de negocio SaaS utiliza realidad virtual, Inteligencia Artificial (IA) y ciencias del comportamiento para combinar el impacto experimental de los juegos de rol con la escalabilidad de las soluciones digitales.

Fintech

El sector con mayor proporción de startups a nivel global engloba a todos aquellos proyectos que se encargan de transformar los servicios financieros y bancarios por medio de diversas soluciones digitales, desde novedosos métodos de pago, servicios personalizados mediante Inteligencia Artificial (IA), hasta modelos de Open Banking, que permiten compartir los datos bancarios de los usuarios entre varias plataformas.

Una de las startups más consolidadas dentro del entorno FinTech es Fintonic, una app que, además de ayudar al usuario a controlar y gestionar su dinero, integra la información relativa a todas sus cuentas y tarjetas bancarias. También ofrece financiación con un alto grado de personalización gracias a su FinScore, un score de crédito gratuito de desarrollo propio.

Proptech

La tecnología que está cambiando radicalmente el mercado inmobiliario, tanto a nivel de servicios, como productos, como en lo relativo a procesos. Visitas virtuales de inmuebles, hipotecas online, geolocalización…, son solo una muestra de las múltiples posibilidades.

Spotahome, ganadora de la edición 2016 de South Summit, cambió ha dado un giro al concepto tradicional del alquiler de vivienda al crear una plataforma que hace posible el alquiler por meses de pisos, habitaciones, estudios y residencias de estudiantes de forma totalmente online.

TravelTech

Por último, cabe citar uno de los sectores que, una vez superado el impacto de la Covid-19, tiene ante sí un gran reto de evolución y crecimiento. Se trata del TravelTech, la oportunidad, en toda regla, de la transformación digital del sector turístico.

De nuevo tecnologías como el Big Data, el Internet of the Things (IoT), la Realidad Virtual y Aumentada o el cloud computingpermiten optimizar los servicios y los canales de comercialización, y abren un mundo de posibilidades:reconocimiento facial al abordar un crucero, atención robotizada para los clientes que llegan a un hotel, reservas virtuales por voz…

Entre las numerosas startups que proliferan en este sector encontramos BeRightBack. Se trata de una compañía británica, nombrada por The Telegraph como `el Netflix de los viajes´, que funciona con una suscripción de entre 50 y 90 libras al mes, por medio de la cual es posible disfrutar de tres escapadas al año, a la carta, sin necesidad de preocuparse por ningún asunto, a excepción de pagar la cuota. De momento, es la primera empresa en el mundo que ofrece este servicio.

Como se puede ver en estos ejemplos, el grado de innovación de una startup y su capacidad para responder a una necesidad latente en el mercado son factores que van a determinar su éxito. Pero no olvidemos que la disrupción no sólo está en la idea, sino que también puede aplicarse a su ejecución, de tal forma que una idea estúpida se convierta en un auténtico éxito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *